La rosa (Le 18, 22/04/14)

1d73d795f645c1e0570fce452b84dd2d

Los amantes. PERDÓN. Los AUTÓMATAS se sientan a comer cada noche su plato blanco-pulcro-vacuo siguiendo el ritmo que marca el tiempo blanco-pulcro-vacuo de la civilización Occidental. Cada día LO MISMO. Cada día LO MISMO. Coge el tenedor, coge el cuchillo, corta un trocito discreto del plato. Ponlo en la boca. Mastica sin ánima. Bebe de tu copa llena de agua insulsa. Y así. Y así.

PERO ENTONCES SANT JORDI.

Y entonces una rosa roja hasta entonces debajo de una mesa. Y entonces un reguero de manjares que colmarán el deseo. Y entonces el lienzo blanco que era esta mesa se convierte en una catarata de pasiones y de poesía excelsa donde lo clásico y lo barroco se dan la mano y poco a poco se aproximan para darse un beso. Nace entonces LO SUBLIME entre granadas, vino, mermelada y jamón. Nace un orgasmo poético al son de Maria Callas. Y todo queda sucio. Sucio de amor. ROJO.

PERO ENTONCES EL RELOJ

Y todo vuelve a la monotonia del blanco-pulcro-vacuo. Habrá que esperar a que el calendario marque otra vez 23. 23 pulsaciones por segundo en aquel banquete que ahora es ya un recuerdo erótico. Una impulso erótico para los ratos íntimos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s