Versos de Virgen Suicida (Auto-Kabaret Cosas Que Nunca Harías – Solera Café Teatro, 07/05/15)

IMG_20150507_164802

El salto del ángel. La caída en las tripas. El mejunje de carne que es dolor de tanto, tanto amor contenido, de tanta ópera barroca condenada al silencio. Yo me cojo a las zarzas y dejo que las púas me desgarren y se derrame mi sangre de doncella triste. Yo, yo con un gemido suspendido en los labios necesito pintar un lienzo de Francis Bacon restregando mi boca en el cuadro. Vomitando fuego.

Rompo. Rompo todas las copas de cristal de la mesa y al caer son miles de trozos donde me reflejo. Un retrato cubista. Un retrato alocado de una niña impulsiva, hiperactiva, frenética. Deseo. Me corre el deseo del pálpito por cada rincón del cuerpo y cuando me presiono con la yema del dedo noto mi alma lava voluptuosa, incontrolablemente erótica. Mordisco de fiera. NO!

Me han pedido silencio. Me han rogado no verbalizar ni una sola palabra y estar callada. Callada en un rincón. Pero yo veo a Hamlet y el jugo de frambuesa empieza a derramarse y yo soy una fuente de versos impúdicos que no pueden quedarse más tiempo en el cajón. No pueden permanecer en una caja porque son granada de batalla orgásmica. OH HAMLET TOMAD LA FLOR!! Oled el vientre y bebedme el néctar!! YO LOCA, LOCA, LOCA DE AMOR!

Me encierran. Me encierran porque soy la bestia. Porque no he cumplido con la norma ni me he puesto bragas ni medias. Aquí en esta jaula mi fuego se torna muro blanco y yo no siento nada. No siento ni tan siquiera este pellizco que yo me hago en las venas para que vuelva a correr por ellas la sinfonía terrible del amor loco. Y solo una nota blanca que está ahí quieta, invalida, invalida porque me han arrancado el corazón y yo ya no sé quién soy. NO SE QUIEN SOY!

Y sigue la tortura. Corsé. Corsé apretado. Corsé tan apretado que me falta el aliento. Corsé tan apretado que ni tan siquiera puedo correr y salir al jardín de noche ni en la noche puedo levantar el cuello y ver la danza sensual de las estrellas con los planetas. Yo aquí nota de silencio. Nota de SI-LEN-CIO. Silencio enfermizo ordenado por el rey. La jaula cada vez más estrecha. La bestia poética acorralada.

Y entonces un montón de agua. Un montón de agua cae sobre Elsinor (la Estructura) y la piedra se deshace y los barrotes de la jaula se deshacen y toda la Corte muerta. Ofelia levanta la cabeza mojada y se siente victoriosa. Este agua poética suplicada en el encierro. Este agua de lirios y de charca de ranas con su aroma intenso a montaña. Este es el agua de la vagina de Pangea, agua de sexo, corrida de diosa. Nada ni nadie puede vencer a la Tierra. Ninguna civilización es más fuerte que el rugido de la piedra. Ofelia se masturba sobre una roca y grita. Su grito es un nuevo Big Bang.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s