24H WORKING BITCH

La Bitch bailará durante 24h sin parar. Sonará la música pop en la Discoteca Capital dirigida por el Gran Hermano. No habrá descanso. No habrá silencio. Hay bailar. Hay que trabajar. Hay twerkejar. Al final, hay que morir. Keep dancing Bitch.

Tal como induce a pensar el título, esta pieza dura 24 horas: un performer bailará música pop durante 24 horas seguidas vestido de obrero de la construcción. 24h donde la música no se detendrá en ningún momento. No habrá lugar para el reposo. Tampoco por el silencio. La producción no se puede detener. La acción quiere poner de relieve la lógica de explotación de los cuerpos del capitalismo, llevando al límite esta concepción en dos sentidos: por un lado, la explotación laboral, con el cuerpo como objeto cuya energía hace funcionar la máquina capitalista; por otra parte, la explotación sexual, ya que la música pop exalta la sexualidad como un mecanismo de seducción y consumo. Es por ello que su hilo musical nos acompaña en todo: en el supermercado, en la gasolinera, en la tienda de ropa. El pop suena a todos lados. Nos estimula permanentemente a la manía del dance eterno. Y así la Discoteca Capital no cierra nunca.

Esta performance se inspira en la Epidemia de Baile o ataque de coreomania ocurrida en Estrasburgo (Francia) entre julio y agosto de 1518. Está dedicada a mi padre, Antonio Pino Gómez (la ropa de la performance es suya), camionero de profesión y profundamente desgastado fruto de este trabajo

Reportaje en “Teló de Fons” (XTVL): http://canalterrassavalles.xiptv.cat/telo-de-fons/capitol/24h-working-bitch#